Saltar al contenido

Airedale Terrier

Conocido como el “rey” de los Terriers, debido a su tamaño, esta raza es activa, inteligente y un ágil cazador. Aprendamos más acerca de los perros Airedale Terriers.

Origen

El Airedale Terrier es, al igual que sus parientes, de origen británico, más específicamente en el valle del río Aire, en Yorkshire. Su historia se remonta hasta los primeros intentos de crear esta raza en el año 1853, y en su primera denominación fueron conocidos como waterside terrier debido a su gusto por el agua. Se dice que sus ancestros son el Otterhound (cazador de nutrias, que le proporcionó un increíble sentido del olfato) y el Old English Terrier (a quien le debe su complexión atlética). El nombre de Airedale Terrier se oficializó en 1886.

En su origen se trató de perros ratoneros, muy hábiles para cazar roedores grandes al punto de participar en competencias. Durante la Primera Guerra Mundial, los perros Airedale Terrier jugaron un rol importante como centinelas, advirtiendo de la aproximación de algún enemigo, y correos, transportando mensajes entre oficiales y tropas en las trincheras. Debido al valor demostrado por estos perros, fueron una de las primeras razas en servir para la policía británica. Y por cierto, también la Cruz Roja se valió de sus servicios, empleándolos como perros de rescate.

Salud y nutrición

Si bien en su origen fueron creados como raza de perros medianos, en la actualidad se los suele considerar de tamaño grande, ya que un macho Terrier alcanza normalmente los 35 kilos y los 60 cm de altura y en algunos casos, puede llegar hasta los 50 kilos. Se caracterizan por ser una raza muy dura, sin los problemas de salud que aquejan a otras razas de perro, pero como ocurre con otras razas caninas puede llegar a sufrir de displasia de cadera, pulgas, gusanos y otros inconvenientes, todos fácilmente prevenibles con un control semestral en el consultorio veterinario.

Algunos Airedale Terrier pueden presentar trastornos en la coagulación por padecer la enfermedad de von Willebrand. Otra enfermedad que puede aquejarlo es la conjuntivitis, que se previene manteniendo muy limpio su rostro, procurando que no acumule suciedad, legañas o restos de comida.

Su alimentación debe incluir arroz y pescado. Es conveniente que reciba un alimento de la mejor calidad, con complementos de aceites omega que ayudarán a mantener sana su piel. Entre el alimento enlatado y el seco, conviene elegir este último porque es más saludable para sus dientes.

Temperamento

Son perros inteligentes y muy activos. Si bien aprenden rápido, también pueden distraerse con facilidad y necesitan ser instruidos con firmeza (no violencia) y refuerzos positivos desde pequeños para que comprendan su lugar en la jerarquía familiar. Por otro lado, se dice que los Airedale Terriers en carácter no alcanzan la edad adulta hasta los tres años, y esta larga etapa de cachorros los torna aún más adorables. Un aspecto negativo es que suelen ser ruidosos y ladrar mucho, como ocurre con otros perros de raza Terrier.

Son perros independientes que disfrutan de correr al aire libre, por lo cual es importante que cuenten con espacio para ello y que se los lleve a dar largos paseos. Sin embargo, como todo perro los Airedale Terrier también sufren si se los deja solos por largos períodos. Con respecto a los niños y las otras mascotas, la convivencia suele ser buena, siempre y cuando el perro esté expuesto a ellos desde cachorro. Un problema con los niños más pequeños es que es un perro impetuoso y con mucha energía, así que como compañero de juegos puede ser algo brusco.

Ejercicios

La necesidad de actividad física es una condición que sí o sí debes tener en cuenta antes de la adopción de un Airedale Terrier: no es el perro para un departamento pequeño, ya que necesita correr y moverse mucho para gastar energía. Pero además, y aún si cuentas con jardín o patio grande, no dejes de sacarlo como parte de su rutina. Los largos paseos diarios son la mejor manera de que el perro socialice y esté feliz.

El Airedale Terrier es un gran deportista, sobre todo en sus primeros años se beneficiará del ejercicio adicional, ¡incluso adora nadar! Muchos Airedale Terrier participan en competencias deportivas, como cacería, donde lucen las habilidades propias de su raza y gastan energía. Por otro lado, tampoco exijas más de lo que tu perro pueda dar, ya que si se lo fuerza puede adelantarse la aparición de la típica displasia de cadera que mencionamos previamente.

Aseos

Por su tipo de pelo grueso y rizado, es sumamente importante que se higienice su pelaje con frecuencia: se aconseja bañarlos una vez por semana y cortarles el pelo al menos tres veces al año. Como mantenimiento cotidiano, un cepillado todos los días ayudará a que no se le formen nudos. También es importante mantener su zona facial bien limpia para prevenir enfermedades.

Teniendo en cuenta todo sobre esta raza de perros Terrier, estás en mejores condiciones para decidir si un Airedale Terrier en adopción es la mejor alternativa para ti.