Saltar al contenido

American Staffordshire Terrier

El American Staffordshire Terrier, también conocido como Amstaff, es una raza de perros medianos que se caracteriza por su fuerza y agilidad, lo que le ha dado fama de peligroso. ¡Pero esto no tiene por qué ser así! Conozcamos algunas de las excelentes cualidades de esta raza.

Origen

No por nada los perros American Staffordshire Terrier pueden ser muy peligrosos si no se los adiestra bien: la historia de la raza es la de un típico perro de pelea. Descienden del Bull Terrier inglés, que llegó y fue perfeccionado en Estados Unidos hacia fines del siglo XIX. Los criadores lograron una variedad de mayor tamaño y gran vigor, aprovecharon sus cualidades de combate y lo emplearon como perro guardián y de caza. La raza fue reconocida como Stafforshire Terrier (en homenaje al lugar de donde surgió) por el American Kennel Club ya en 1935, pero no se agregó el adjetivo American a su denominación oficial hasta 1972. Por cierto, el American Staffordshire Terrier no debe confundirse con su primo lejano, el Staffordshire Bull Terrier.

Actualmente es un perro empleado en muchas tareas, como en granjas, trabajos de pastoreo, perro policía, rescate, etc. También suelen lucirse en las competencias. Sin embargo, la versatilidad de la raza hace que el American Staffordshire Terrier por su carácter también pueda ser una buena mascota para la familia.

Salud y nutrición

A primera vista, los perros de raza American Staffordshire Terrier parecen compuestos de pura fibra y músculo. Se caracterizan por presentar una cabeza grande, una altura a la cruz que no suele superar los 50 cm y un peso que va desde los 20 a los 35 kilos (siendo las hembras más pequeñas). Podemos tener una idea de la fuerza de estos ejemplares si consideramos que se los ha empleados como perros de tiro, que logran acarrear más de 130 kilos en una competencia. Pero además de fuertes, estos perros son muy ágiles y veloces.

En cuanto a su salud, suelen vivir entre 12 y 14 años. Algunos de los problemas que suelen afectarlos son la displasia de caderas o de codo, hipotiroidismo, y ataxia cerebral, así como molestias en la piel y alergias. Otra de las condiciones hereditarias que puede afectarlos es la ceguera. Si bien tiene predisposición para estas condiciones, muchos de los problemas serios de salud pueden prevenirse con el cuidado adecuado y los controles veterinarios periódicos.

Con respecto a su alimentación, es importante proporcionarles un alimento de calidad ya que son perros con gran desgaste de energía.

Temperamento

Al contrario de lo que suele percibir la gente, los American Staffordshire Terrier no son perros violentos. El problema lo tienen aquellos dueños de animales que estimulan en ellos un comportamiento agresivo ya que entonces sí, con la fuerza de sus mandíbulas y su agilidad, se convierte en un animal muy peligroso. No suelen iniciar las peleas pero sí responder a incitaciones de otros animales. Y en una pelea frente a un American Staffordshire Terrier, incluso razas de mayor tamaño pueden salir muy mal paradas.

Por el contrario, si al American Staffordshire Terrier cachorro se lo adiestra desde pequeño y se le enseña a respetar las normas de su familia humana, pueden ser muy fieles y protectores con sus dueños. Recuerda que debes adiestrarlo con firmeza, pero no con agresividad.

Ejercicios

La raza American Staffordshire Terrier se caracteriza por su energía y entusiasmo a la hora de hacer ejercicio. No suelen ser los mejores animales para vivir en departamentos, ya que necesitan espacio para correr. Sin embargo, al ser una raza que sufre el frío, es preferible que también tengan acceso al interior, sobre todo por la noche y en épocas de bajas temperaturas.

Disfrutan mucho del agua y pueden aprender a nadar a partir de los seis meses, pero de nuevo, cuidando que no pase frío. ¡Un día de sol en la playa suena como un plan excelente para compartir con un perro de esta raza! Además, correr en la arena es mejor que en el cemento para evitar que se lastimen sus articulaciones.

También les encantan los juegos interactivos en el jardín, o acompañar al dueño a hacer jogging o incluso a andar en bicicleta. Un perro American Staffordshire Terrier que gasta mucha energía es menos proclive a incurrir en comportamientos agresivos. Sin embargo, es preferible que por precaución lo mantengas alejado de otros perros.

Aseos

Para limpiar la piel de tu perro American Staffordshire Terrier y mantenerla saludable y brillante, utiliza una toalla suave y húmeda. Es una raza que no requiere demasiado cepillado debido a que su pelaje es corto, suele alcanzar con un mantenimiento semanal con un cepillo de cerdas naturales. Por otra parte, no lo bañes con demasiada frecuencia para evitar su propensión natural a las alergias.

¿Crees que el American Staffordshire Terrier es el perro perfecto para tu vida? Ahora ya sabes qué tener en cuenta antes de decidirte a adoptar un ejemplar de esta raza.