Caniche Toy

Razas de perros muy pequeños

El caniche toy es uno de los perros preferidos a la hora de decidir tener una mascota por varias razones: es un animal adorable, juguetón, tierno, guardián y muy bonito. Aquí, algunas consideraciones a tener en cuenta.

Origen del Caniche toy

Forma parte de la familia de Caniches, oriunda de Europa. Una altura promedio de estos perros es de veintiocho centímetros y su peso ronda los cuatro kilos y medio. Como vemos, son animales pequeños.

Salud y nutrición del caniche toy

Es un perro que, con los cuidados adecuados, puede vivir hasta dieciocho años. Para ello, primero es importante darle una alimentación conveniente y particularmente de calidad. Por eso, es clave consultar a un veterinario de confianza.

La característica estética más sobresaliente de los caniche toy es la variedad de sus peinados, que pueden llevarlo a lo león, a la inglesa o al estilo moderno. Estos cortes son los que le dan la belleza y particularidad a cada perro de esta raza.

El pelaje de los caniches es abundante, rizado y grueso, y varía entre blanco, negro, gris y hasta color beige. Es fundamental mantenerlo limpio, por lo que un buen baño por mes es adecuado para sostener el pelo suave y el peinado acomodado. Es importante, también, realizar un cepillado dos o tres veces por semana.

Temperamento del Caniche toy

Es un perro muy activo, por lo que es clave sacarlo a pasear una vez al día y jugar con él en casa. Son una raza compañera, juguetona y fácilmente adaptable a cualquier ambiente. Valorará tanto un ambiente cerrado, como puede ser un departamento, como así también una casa amplia con gran patio.

Más allá de todas las características enumeradas, la más importante es la fidelidad. Los caniche toy suelen seguir a sus dueños a todos lados, pidiendo caricias y juegos, y suelen querer dormir a los pies de sus amos.

Al momento de socializar, es conveniente que estos perros convivan con personas tranquilas, ya que se ha observado que, caso contrario, pueden estar siempre tensos y nerviosos, y desarrollar una crisis de ansiedad. No es recomendable, por otra parte, que esté en ambientes con otras mascotas, ya que suelen ser animales celosos para con sus dueños.

Por esta personalidad tan particular, es un perro que tiene una gran necesidad de atención y puede sufrir mucho si el dueño o dueña no juega o realiza actividades con él. Por otra parte, pese a su tamaño, es un buen perro guardián, que siempre está alerta a movimientos extraños y ladra de manera intensa para hacerlo notar.