Chihuahua

Razas de perros muy pequeños

El chihuahua proviene de México y es descendiente del Techichi, un perro que cuya existencia se remonta a la de la época de los mayas. Su tamaño es menor al de sus antepasados, su altura varía entre quince y veinticinco centímetros y su peso está entre un 1,5 y tres kilos, aunque algunos pueden pasar los cuatro kilogramos.

Salud y nutrición del Chihuahua

En general, estos perros pequeños necesitan una alimentación propicia para no tener problemas de salud. La comida dependerá de la edad que tenga el can, por eso lo ideal es consultar a un veterinario de confianza. Hay que tener en cuenta que el chihuahua puede llegar a vivir hasta veinte años, por lo que los nutrientes que ingiere son fundamentales para que tenga una larga vida.

Son animales muy sensibles a sobras de comidas, por lo que hay que evitar darle alimentos o que coja del piso para que no tenga desórdenes en su dieta. A su vez, son perros que suelen estar casi todo el día en la casa, por lo que un exceso de comida lo hará engordar rápidamente. Es recomendable sacarlos a pasear a alguna plaza o parque al menos una vez al día, para que haga un poco de ejercicio.

Temperamento del Chihuahua

En cuanto a su temperamento, los chihuahua son una raza bastante cabrona y bulliciosa, no les agrada para nada que los molesten y cada vez que tenga una necesidad te lo hará saber enseguida. Bien educados, pueden resultar grandes compañeros.

Por estas características, no es recomendable que se relacionen con niños, ya que no son particularmente juguetones y un pequeño podrá irritarlo rápidamente. También tiene la características de ser muy celoso para con otras mascotas.

Es un animal al que le crece un pelo liso y corto, por lo que sufre mucho las temperaturas bajas. Es importante abrigarlo con alguna prenda o manta para que no padezca el frío.

Aseo del chihuahua

En cuanto a su limpieza, es un perro que necesita de un baño completo por lo menos una vez al mes y es aconsejable realizarlo con un champú especial para evitar dañar su piel. Hay que tener especial cuidado con sus orejas alargadas, ya que si le entra agua probablemente sufrirá alguna enfermedad en sus oídos. Otro ítem a tener en cuenta para su aseo son sus uñas, que suelen crecer de manera rápida y puede lastimarse a sí mismo o a sus dueños.

Con una buena educación desde pequeños, estos perros pueden ser grandes compañeros de vida para personas solitarias o parejas y durante un largo tiempo, puesto que son una de las razas de perros más longevas.