Saltar al contenido

Chow Chow

El Chow Chow, desde su aparición, ha cautivado la curiosidad de todo el mundo, no solo por su peculiar similitud con el oso, sino porque también comparte rasgos que solo posee este gran enorme mamífero, pero ¿cómo es posible?

Así que sigue leyendo y entérate de las características que definen al gran peluche canino llamado Chow Chow.

Otros perros de raza mediana

Historia del Chow Chow: el origen del Gran Oso 

Hoy en día, aún se desconoce el origen del Chow Chow. Sin embargo, sus características tan particulares han conllevado a que se creen incontables leyendas fantasiosas que involucran a varios animales que no pertenecen al mundo canino, siendo el oso el mamífero con quien lo relaciona más frecuentemente.

La leyenda cuenta que el Chow Chow proviene de un animal salvaje y primitivo ya extinto que vivió en la etapa del Mioceno en las regiones subárticas de Siberia y en el noreste de Mongolia, el Simicyon: un animal mediano que desciende de hemicyon que, a su vez, proviene del cynoelesmus (antecesor de la especie canina) y el daphoneus (antecesor del oso).

Muchas personas apoyan esta leyenda por las características en común que comparten con los osos. Una de ellas es la icónica lengua azul, un rasgo que no posee la especie canina, pero si dos especies de úrsidos en oriente: el oso de Manchuria y el oso azul del Tibet. Otras características en común son el hocico corto, el cuerpo cuadrado y las 44 piezas dentarias con la que nacen (algo excepcional en los perros, pero muy normal en los osos).

No obstante, el origen del Chow Chow se remonta varios miles de años atrás siendo considerado la raza más antigua de perros chinos. El término “Chow” en china era designada para algo comestible, por lo que el Chow Chow era un exquisito manjar en China y Corea, fue vendida y consumida hasta 1915 cuando la práctica fue prohibida.

Por otro lado, se cree que el termino Chow Chow es de origen inglés. Fue usado por los marineros ingleses para designar a toda la mercancía que compraban a finales del siglo XVIII para no nombrar a cada artículo. Cuando empezaron a importar a estos perros entre sus mercancías, el animal se adjudicó la expresión y terminó siendo Chow Chow.

Llegaron a China por medio de las invasiones de los pueblos barbaros del norte, mongoles y tártaros, quienes eran acompañados por unos perros guerreros similares a leones feroces con la lengua azul. Desde entonces, los emperadores chinos usaban a los canes para la caza y como guardianes, hasta el final de la Dinastia Tang cuando el perro comienza a extenderse por toda Asia para ser usado como comida o abrigos de piel.

Cuando los ingleses llegaron a China, quedaron sorprendidas con estas peludas criaturas con apariencia de oso o león, por lo que se llevaron varios ejemplares a casa y fue en 1780 que los primeros Chow Chow llegaron a Gran Bretaña, refiriéndose a él como “el perro salvaje de China”. Desde entonces, su éxito fue ascendiendo hasta rápidamente culminando en la lista de las 10 mejores razas según la American Kennel Club.

Características del Chow Chow

·         Tamaño y peso

El Chow Chow es un perro robusto, generalmente tiene un peso promedio de 25-30 kg y una altura a la cruz 40-50 cm, siendo el macho de 48-56 cm y la hembra de 46-51 cm.

·         Cabeza

Es braquiocefálico, por lo que tiene el cráneo aplanado y ancho, dando un aspecto de cara aplastada. Sus ojos son pequeños, entrecerrados, en forma de almendra y oscuros (los ojos de color están permitidos en los que tienen el pelaje azul y leonado).

Tiene una nariz grande, ancha y negra. Se permite la nariz de color claro en los que tiene el pelaje crema o blanco; en cambio, los azules o leonado, la nariz puede ser del color del pelaje. Sus orejas son pequeñas, gruesas y con la punta redondeada, en forma de triángulo, están erguidas naturalmente separadas una de otras y con una ligera inclinación hacia adelante como si tuviera el ceño fruncido.

El hocico es ancho desde los ojos hasta su extremo, son dientes fuertes con mordida de tijera. Su lengua, encía y paladar son de color negro azulado, su principal característica.

·         Cuerpo

El Chow Chow tiene el cuerpo cuadrado, con pecho amplio, costillas arqueadas y espalda corta que termina en una cola enroscada sobre ella. Su cuello es grueso, corto, con implantación entre los hombros.

Sus miembros delanteros son rectas y largas, mientas que las posteriores tienen una angulación que le confieren un andar en zancadas. Sus patas son pequeñas y redondas.

·         Pelaje

Este perro tiene dos tipos de pelaje. El pelo largo es liso, áspero, abundante y denso, posee una separación que le da un aspecto de rizado tipo peluche suave, siendo en el cuello más grueso formando una melena; el pelo corto es liso, corto, abundante y denso, con una textura afelpada.

El color puede variar, pero en definitiva es unicolor: sin manchas ni pintas, con un tono más claro en la cola y muslos. El más común es marrón claro, pero también hay marrón oscuro, negro, rojo, pardos, blancos y color crema.

Carácter y Personalidad del Chow Chow

El Chow Chow es muy territorial, por lo que suele reaccionar mal con las personas desconocidas y con otras mascotas o animales. Por lo tanto, necesitan educación y socialización desde temprana edad para que estén en contacto con ellos en toda clase de ambiente.

Pero ten paciencia a la hora de educarlos porque no les gusta los regaños ni castigos. Por este tipo de temperamento, no es un perro para todo el mundo, pero es muy inteligente y aprende rápido.

Una vez que aprende a socializar, es una buena mascota de familia, ya que se muestran cariñosos, amigable, protectores, fieles y sensibles. Sin embargo, estando en casa, necesitan su propio espacio porque son muy independientes, por lo que mantienen cierta distancia al momento de dormir o mientras descansan.

Cuidados del Chow Chow

  • A pesar de que es un perro que le gusta estar dentro de la casa, es importante que hagan ejercicio todos los días por medio de caminatas y juegos.
  • Deben recibir baños mensualmente o cada mes y medio con un champú especial para su pelaje abundante, el cual debe ser retirado por completo para evitar dermatitis.
  • El pelaje debe ser cepillado cada dos días, sobre todo en la etapa adulta, de manera de que crezca suave y libre de enredos.
  • Deben poseer un espacio propio dentro del hogar, recuerda que es un perro independiente.
  • Control periódico con el veterinario para la administración de las vacunas.