Saltar al contenido

Cocker Spaniel Americano

A pesar de que el Cocker Spaniel original fue criado para ser un excelente cazador, sus particulares carteristas físicas como sus largas orejas que caen a lo largo de su cara y su abundante pelaje en forma de largos flecos que cuelgan en la parte baja de su cuerpo, llevaron a su variación americana a incursionar en el mundo de la belleza canina.

Hecho que le permitió vivir en las casas de la alta sociedad del país, sino que lo llevo a ser hoy en día una de las mascotas favoritas de muchas familias en todo el mundo. Así que sigue leyendo y entérate lo que diferencia al Cocker Spaniel Americano de su antecesor inglés.

Historia del Cocker Spaniel Americano

Aunque hoy en dia, el Cocker Spaniel Americano es una raza muy diferente a su antecesor, el Cocker Spaniel Inglés, hubo un tiempo en donde ambas razas, junto a otras especies como Springer Spaniel, Sussex Spaniel y el Spaniel de campo, eran consideradas del mismo grupo de perros: el Cocker Spaniel, especia que era denominada anteriormente como “Cocking Spaniel”, un término que proviene del antiguo francés “spaigneul” que significa “perro español.

La raza originalmente desciende de España, en donde era usado para cazar. Luego de que varios españoles se establecieran en Inglaterra con el perro, el can adquirió fama rápidamente por sus grandes dotes en la cacería, siendo los ejemplares más grandes aptos para cazar mamíferos, mientras que los más pequeños eran usado para la caza de aves.

Ya para finales del siglo XIX, se produjo la separación de las razas y fue reconocido el Cocker Spaniel como raza independiente, cuyo nombre fue otorgado por el termino woodcock (‘perdiz’), un ave que estos perros eran reconocidos por cazar. Desde entonces su popularidad se extendió rápidamente por toda Gran Bretaña, llegando a cada rincón de Europa para luego ser exportado a Estados Unidos.

Una vez en tierras americanas, fue ignorado como cazador por ser un perro pequeño en comparación a otras especies cazadoras. Sin embargo, fue ganando popularidad entre las damas más elegantes de la sociedad, por lo que su crianza empezó a orientarse a ser un perro lujoso de compañía.

Por ende, los criadores americanos comenzaron a seleccionar las especies que tenían menor tamaño y el pelo más abundante para hacer los cruces durante varios años y crear una especie más atractiva, por lo que cada vez se hacían más notorias las diferencias entre la raza americana y la inglesa.

El problema surgió cuando la nueva y sofisticada especie regresó a Europa. Los criadores de la raza original estaban indignados de que la raza Cocker fuera usada para los concursos y no para la cacería, por lo que en 1920 se inició una serie de protestas para separar ambas razas.

Esto conlleva a que en 1935 se prohibieran los cruces entre los Cockers y que se creara el primer Club de American Cocker Spaniel para el mismo año. Luego, en 1946 el American Kennel Club aceptó formalmente de que ambas razas eran muy diferentes entre sí, reconociendo al Cocker Spaniel Americano como una nueva raza.

Características físicas del Cocker Spaniel Americano

·         Tamaño y peso

Es el perro más pequeño de la especie de caza deportiva, con una altura de la cruz de 37-39 cm los machos y 34-37 cm las hembras. Su cuerpo es mediando, fuerte y robusto, llegando a pesar entre 11-13 kg los machos y 10-12 kg las hembras.

·         Cabeza

Su cráneo es redondo con unos arcos superciliares bien definidos, confiriéndole a la cabeza un aspecto ligero, delicadamente moldeado y elegante. Posee un hocico ancho, cuadrado y profundo, con el labio superior cubriendo al maxilar inferior dándole el perfil muy característico de la especie.

Sus orejas son largas y delgadas, cubiertas de flecos que le dan una apariencia sedosa, de forma lobular y de implantación baja a nivel de los ojos, cayendo a cada lado de la cara. Su stop o depresión naso-frontal es bien pronunciada.

La nariz es grande, ancha y oscura, siendo negro para las especies negras, negro con fuego, y negro con blanco; mientras que, para los tonos más claros, la nariz es marrón o color hígado. Sus ojos son grandes, redondos y marrones; las especies total o parcialmente de color hígado lo pueden tener avellanas.

·         Cuerpo

Su cuello es largo, musculoso y sin papada, se origina entre los hombros ligeramente arqueada. El pecho es profundo, bien desarrollado, con costillas arqueadas. Su espalda es fuerte y desciende levemente desde la cruz hasta la inserción de la cola, la cual es corta de inserción baja, llevándola al mismo nivel o ligeramente más alta que la espalda (en algunos países es legal que se ampute la cola).

Sus miembros anteriores y posteriores son musculosos, rectos y paralelos que le dan un movimiento coordinado, fácil y ágil. Las patas son grandes, redondos, compactos y firmes, dotadas de almohadillas carnosas.

·         Pelaje

Es lo más característico de esta raza, siendo los largos flecos lo que más llama la atención. El pelo posee varias longitudes según la ubicación: es corto y fino en la cabeza; de longitud media, liso u ondulado en el resto del cuerpo, con una abundante capa protectora de subpelo; mientras que, en las orejas, el pecho, el abdomen y la parte posterior de las extremidades, están los flecos.

En cuanto al color, es aceptable una variada gama. Tenemos a los tonos solidos: negro unicolor o con machas blancas en pecho y cuello, o con marcas fuego; crema, dorado, rojo oscuro, pardo solido o con manchas fuego, e hígado. También están los bicolores solidos o con moteado: negro y blanco, naranjo y blanco, hígado y blanco, limón y blanco. Así como los tricolor: negro, blanco y fuego, o hígado, blanco y fuego.

Otros perros de raza mediana

Personalidad y carácter del Cocker Spaniel Americano

Su aspecto dulce y cariñoso, van de la mano con su personalidad, ya que es un perro extremadamente amigable, tierno y muy amoroso. Siempre está lleno de alegría y energía, por lo que le encanta jugar y hacer travesuras, convirtiéndolo en una excelente mascota para niños de todas las edades.

Es un compañero leal y afectuoso, le gusta dar y recibir mimos, muy tolerante con las personas desconocidas y con otros animales. Se adapta fácilmente a la vida hogareña mostrando un temperamento equilibrado.

Es un perro muy sociable desde temprana edad y nada tímido, aunque van acompañado de cierta excitabilidad producto de su demandada reproducción que hubo años atrás. Pero es tranquilo, paciente y muy dócil, obedeciendo las ordenes fácilmente.

Cuidados del Cocker Spaniel Americano

  • Por ser un perro muy activo, necesitará largos pases diarios en donde se ejercitará y jugará todo lo necesario, sino la acumulación de energía los vuelve ansiosos, estresantes y ladradores.
  • Necesita cubrir una alta demanda de energía, por lo que su alimentación debe ser balanceada y nutritiva con alimentos adecuados para su raza y tamaño. Se recomienda suministrarle al perro dos raciones de comida al día, para que no sufra picos de hambre.
  • Su pelaje debe ser cepillado mínimo una vez al día, para evitar enredos que puedan producir dermatitis y que se vea sedoso. Debe ser lavado mensualmente y recibir un corte profesional cada cierto tiempo.
  • La higiene de sus oídos es muy importante porque tienden a enfermarse con regularidad. Deben ser limpiados cuidadosamente como te lo indique el veterinario.