Saltar al contenido

El Fox Terrier, un cazador innato

Estos pequeños a pesar de que su tamaño no es monumental tienen un carácter decidido, bastante enérgico e inquieto; respetando sus líneas de origen cazador, actividad para la que fue primitivamente seleccionado.

Origen de la raza

El Fox Terrier es una raza que fue creada en Inglaterra hace unos doscientos años con un fin en concreto. Antiguamente era una raza de perro utilizada por los cazadores para hacer salir a los zorros de sus madrigueras. Estos ejemplares fueron creados con un estado físico idóneo para ese tipo de actividad y llevaban a cabo su trabajo a la perfección. Son fuertes, con una resistencia increíble y un tamaño bastante adecuado. Antes de su creación las cacerías se daban por terminadas y fallidas cuando el zorro entraba a su madriguera; desde que se empezó a usar al Fox Terrier en la caza el problema fue solucionado.

Su salud y nutrición

Actualmente se conservan dos variedades dentro de la raza y son el Fox Terrier de pelo duro y el Fox Terrier de pelo liso y su desarrollo se ha mantenido por separado para conservar intactas las características de cada uno. Pero, en líneas generales solo con ver el porte físico que tiene un Fox Terrier notaremos que es un ejemplar canino bastante fuerte y con un estado físico bastante elevado, sin embargo, un Fox terrier adulto podría llegar a sufrir de sordera y son muy propensos a sufrir de enfermedades oculares como, luxación del cristalino que es una enfermedad que puede causar el desprendimiento de la retina y cataratas. Como con todas las razas, es recomendable que se visite al veterinario al menos una o dos veces al año, para prevenir enfermedades o que estas sean tratadas a tiempo. En cuanto a su debida alimentación y nutrición, es recomendable que por ser perros pequeños se mantenga una dieta sin excesos con proporciones adecuadas para su tamaño, al ser una raza tan activa, tienen un metabolismo rápido el cual les hace quemar energía a un ritmo alto, es por esto que necesitarán que las ración de comida diaria sea durante el día es decir, se debe dividir su ración en tres partes para que durante el día se mantengan enérgicos.

Su temperamento

El fox terrier en general es una raza con un carácter bastante impulsivo. El Fox Terrier cachorro puede ser educado para socializar tanto con personas ajenas como con otros animales, pero su instinto cazador siempre demandará su actividad; con las personas es bastante ameno pero si se encuentra en el parque y alguna ardilla o gato pasan corriendo dentro de su radar, saldrá disparado como un cohete a perseguir a su contrincante. Este pequeño inquieto si se encuentra aburrido buscará como satisfacer su estado, normalmente lo hace cavando o ladrando sin cesar, normalmente no son de quedarse tirados en el sofá todo el día. No es recomendable que convivan con niños tan pequeños ya que tienen reacciones impredecibles, al igual que sería un problema constante si hay otra mascota en casa, sería una batalla que pueden lidiar con un Fox Terrier cachorro, pero debemos advertir que será un trabajo excesivo y agotador, si no poseen del tiempo necesario para su educación y adiestramiento es mejor evitar la situación.

Ejercicios

Algo bastante demandante en esta raza es su dosis diaria de ejercicios. Son perros bastante hiperactivos, necesitan drenar energía durante todo el día, además que su estado físico les exige estar en movimiento para mantener una musculatura saludable. Su rutina mínima debe contar con una hora diaria de ejercicio, se recomienda que sea una variación de caminatas y juegos de pelotas; entre más agotes su energía fuera de casa, al volver a ella, estará mucho más tranquilo y comportado. Pero eso sí, jamás salgas de casa sin una correa, por naturaleza, no importa dónde esté, el Fox Terrier si ve algo moviéndose con rapidez saldrá a perseguirlo sin dudarlo, debes mantener su correa muy sujeta y permanecer alerta a sus movimientos, así se evitarán extravíos o accidentes lamentables.

Su Aseo

El aseo de esta raza difiere de un tipo al otro. El aseo del Fox Terrier de pelo liso no es muy demandante, no es más que el rutinario como el de cualquier otra raza, cepillarles de pelo una vez a la semana, baños una vez al mes, y una limpieza bucal esporádica para evitar el sarro y la enfermedades bucales. A diferencia del aseo para el Fox Terrier de pelo duro, el cual necesita de un cepillado constante para su pelo rizado y duro, hay que dedicarle unas dos o tres veces a la semana para evitar la aparición de nudos, también unas tres o cuatro veces al año se deberá arrancar manualmente su pelo muerto para dar cabida a la nueva capa de pelo más saludable. Los baños deben de ser mensuales a menos que tenga mucha suciedad pegada en su pelaje, igualmente aplicar limpieza bucal esporádicamente para evitar la acumulación de alimentos creadores de sarro.  

Los Fox Terrier en general son perros muy activos que necesitan de un cuidado supervisado, debes considerar esto si piensas tener una mascota de esta raza, hay que dedicarles el tiempo necesario para que sean ejemplares bien educados y  para que su estado físico envidiado por otras razas, se mantenga.