La elegancia del Chin Japonés

raza de perros pequeños china japones

También conocido como Épagneul Japonés o Chin, es una raza de perros pequeños que se popularizó por su elegancia y compacto tamaño. Son animales muy nobles, inteligentes y glamurosos. Excelentes compañeros para las personas tranquilas y que vivan en espacios pequeños.

Origen de la raza

El Chin Japonés a pesar de su nombre, es originario de China. Se dice que llegó a Japón como regalo de la Casa Real de China al emperador Japonés. En Japón esta raza llegó a ser tan importante que la ley los protegía completamente, el robo o el asesinato de un Chin era castigado con pena de muerte. Algunas historias cuentan que se tenía la rara fascinación de miniaturizar al Chin Japonés para que las damas nobles y de la realeza los pudieran llevar en las mangas de sus kimonos a todas partes, se dice que podían alcanzar tamaños tan pero tan pequeños que podían vivir en las jaulas de pájaros; historias demasiado increíbles como para creerlas ¿no? Según historiadores este pequeño perro fue el primer canino asiático que llegó al occidente.

Su salud y nutrición

Como es bien sabido, la raza Chin Japonés es una raza muy pequeña y delicada por lo tanto su estructura ósea es bastante fina, hay que cuidarlos y protegerlos mucho de los golpes y las caídas ya que pueden hacerse daño considerablemente, las estadísticas muestran que en su mayoría, las lesiones de estos pequeños amigos son por fracturas de miembros. Por lo cual también se recomienda que si quieres adoptar a una mascota de esta raza y en casa hay niños, que estos ya estén en una edad mayor en la que entiendan el cuidado sutil que necesita un Chin Japonés cachorro, así evitaremos los accidentes. En cuanto a su nutrición, son perros pequeños pero bastante activos, no necesitan cantidades de comida muy grandes pero se recomienda que la dosis diaria sea dividida en dos o tres raciones para que mantengan su dinamismo, esto también ayudará a mantener su sistema digestivo activo y rápido y así evitaremos una indeseada y poco saludable obesidad en nuestra mascota. Si estamos alimentando a nuestra mascota con alimentos procesados debemos asegurarnos que sean basados en ingredientes naturales, evitar en su totalidad los activos artificiales y así ayudar a mantener un estado físico lo más saludable posible; existen muchas marcas y opciones en el mercado pero debemos asegurarnos de elegir las adecuadas para razas pequeñas ya que el tamaño de las granos es más apropiado para sus bocas.

Su temperamento

El perro Chin Japonés es amable, cariñoso, muy activo y alegre. Les gustan mucho los niños pero debemos siempre vigilar que los juegos no sean muy rudos que superen la capacidad de nuestro pequeño canino. Son naturalmente perros de compañía, aman estar rodeados de sus conocidos por lo tanto detestan la soledad, no soportan estar muchas horas solos en casa. A pesar de ser muy dulces no les gusta el contacto con extraños, siempre serán bulliciosos al principio pero son tan dóciles y frágiles que se cansarán de ladrar pronto. Todo esto dependerá por supuesto, de la educación que reciban desde cachorros, si los enseñamos a sociabilizar desde temprano evitaremos episodios de desconfianza con personas nuevas y ajenas a su día a día.

Ejercicios

Con la raza Chin Japonés debemos implementar una rutina de caminatas diarias, con media hora será más que suficiente ya que se cansan bastante rápido; por la forma chata de su hocico se les dificulta respirar en días calurosos, para evitar choques de calor es recomendable que los paseos sean durante las primeras horas de la mañana o en las últimas horas de las tardes, así evitaremos que se sientan incomodos. A los Chin Japonés cachorros tendremos que vigilarlos muy bien, son mucho más activos que cuando están en su etapa de adultos y tienden a olvidar su pequeño tamaño, juegan y corren sin parar pero se cansan muy rápido. Recordemos que naturalmente se les dificulta respirar por la forma en la que tienen su encantador hocico es por ello que debemos evitar un cansancio extremo que supere su estado físico y mantenerlos muy bien hidratados.

Su Aseo

El aseo para esta raza se basa casi en totalidad sobre su pelaje, tiene un pelo largo y liso el cual debe mantenerse con cepilladas constates unas dos o tres veces por semana, esto ayudará a evitar los nudos que suelen causarles irritaciones en la piel, y mantendrán su pelo brillante y saludable. Sus ojos grandes y saltones también necesitan de un cuidado detallado, debemos asegurarnos de limpiar sus lagrimales recurrentemente para evitar la acumulación de lagañas y sucio en general. Los baños pueden ser una vez al mes pero debemos encargarnos muy bien de secarlos en su totalidad evitando plenamente la humedad que puede llegar afectar su piel, lo mismo con sus oídos hay que evitar que entre agua en ellos pero aun así encargarnos de mantenerlos limpios.  

El Chin Japonés es un fiel amigo, bastante cariñoso e inteligente, todo lo que le enseñes lo aprenderá con detalle. Es una mascota alegre y dinámica pero nunca deja de lado su elegancia y porte, si nos dedicamos fielmente a su educación será un excelente ejemplar.