Pequeño lebrel italiano

Razas de perros muy pequeños

Forma parte de una raza conocida popularmente como galgo, siendo la más pequeña de este clan. Es de origen italiano y durante el Renacimiento gozó de una auténtica devoción por la nobleza europea, representado, en muchos casos, en pinturas de aquella época.

Salud y nutrición del Pequeño lebrel italiano

El pequeño lebrel italiano se destaca por varias cosas. En primer lugar, tiene un pelo muy suave y corto, que prácticamente no requiere de cuidados especiales, más allá de una buena higienización por mes. Su peso no pasa de los cinco kilos y su altura varía entre los 32 y 38 centímetros. Su cuerpo es delgado y esbelto porque tiene la particularidad de correr hasta sesenta kilómetros por hora.

Su alimentación no requiere de piensos específicos, pero sí es importante familiarizar al perro con un tipo de pienso especial y tratar de no modificarlo, a menos que su veterinario te lo indique. Para mantener al pequeño lebrel italiano saludable es importante vacunarlo y desparasitarlo siguiendo las recomendaciones de un especialista.

Temperamento del Pequeño lebrel italiano

Tiene un carácter sumiso, amigable y, en confianza, es muy cariñoso. Se destaca por su inquietud constante, lo que lo hace estar todo el tiempo en movimiento, saltando y corriendo. Es un perro hiperactivo al que le gusta estar en el centro de la atención, por lo que todo el tiempo intentará no pasar desapercibido con sus dueños. Puede llegar a ser muy enérgico al momento de expresar su afecto.

Educado correctamente desde cachorro, es una raza que no tendrá inconvenientes en socializar con otras mascotas. A su vez, por su necesidad de estar en movimiento todo el tiempo, puede llegar a ser un gran compañero y cómplice para niños traviesos.

Si bien el pequeño lebrel italiano tiene una personalidad hiperactiva, que puede ser ideal para casas ruidosas y de muchos integrantes, no quiere decir que sea un perro que necesite esencialmente de un patio, sino que puede adaptarse de muy buena manera a un departamento con un ambiente más calmo y relajado. En este último caso, bastará con un paseo diario por plazas o parques para que corra y brinque todo lo que el can necesite. 

Por todo lo descrito, es un perro ideal tanto para niños como así también para adultos. Porque es un compañero cariñoso, juguetón y muy fiel a sus dueños, que no requiere de grandes cuidados especiales ni tampoco es complejo adaptarlo a diversos ambientes. Y por si fuera poco, no tiene inconvenientes en compartir su espacio con otras mascotas.