Raza de perros Carlino, una pequeña gran mascota

Raza de perros Carlino

Conocidos como Pug o Carlino, esta raza de perros pequeños es muy llamativa por su adorable aspecto físico, tienen una cabeza bastante singular, llena de arrugas acompañadas de unos ojos saltones con una mirada muy dulce y su cola es un agraciado resorte que cae sobre su lomo. Son compañeros ideales para el hogar, incluso si eres primerizo y un Carlino será tu primera mascota. Son perros muy tranquilos, juguetones y bastante cariñosos, serán una compañía ideal y no te vas a arrepentir.

Origen de la raza:

Su origen data de una antigüedad bastante remota, es bien conocido  que son procedentes de China. La historia de la raza Carlinase mantiene en que eran la raza de perros favorita en los monasterios tibetanos, y que fueron los comerciantes holandeses los que ayudaron a su propagación en Europa y posteriormente en América. No es conocido que hayan sido usados para alguna actividad especial en el pasado, se cree que los Carlino desde su origen han sido fieles perros de compañía, y sin duda alguna son muy buenos haciendo su trabajo.

Su salud y nutrición:

Los perros Carlino tienen una anatomía bastante peculiar por lo tanto su cuidado y salud también lo es. Su cabeza redondeada, hocico corto y ojos saltones los hacen pertenecer a las razas braquicéfalas, presentando dificultades para respirar y soportar muy mal el calor, debemos de tener mucho cuidado con la temperatura, si es un día muy caluroso debemos mantenerlo bien hidratado, en un ambiente lo más fresco posible y evitar que se agite demasiado. Sus ojos protuberantes están comprometidos a sufrir irritaciones por el pliegue de la piel peluda cerca de esa área y también por estar tan expuestos a entrar en contacto con otros objetos a su alrededor como plantas, o suciedad en general, se recomienda que unas dos o tres veces a la semana sus ojos sean limpiados con un algodón empapado en agua fría o té frio, para evitar que la suciedad se acumule creando una irritación más profunda. Con el Carlino cachorro, el primer año de vida podemos proporcionarle consultas mensuales con el veterinario para saber que todo marcha bien, el 1% de los Carlino este primer año pueden llegar a sufrir de encefalitis del pug, que es una enfermedad neurológica degenerativa que hasta el momento no tiene cura, una consulta mensual nos tranquilizará y nos dará a conocer que todo se encuentra bien con nuestra mascota. Con respecto a su alimentación, esta se encuentra basada en carnes con frutos y verduras, bien sea un alimento procesado o si queremos optar por una dieta más natural a nuestro amigo, en una dieta natural es recomendable que su plato sea un 80% carnes y un 20% frutos y verduras, debemos evitar a toda costa los granos con estos pequeños; si por otra parte optas por un alimento procesado, no está nada mal pero debemos encontrar el mejor, es recomendable que tengan como mínimo un 27% de proteína y un 18% de grasa para mantener en buen estado y en forma a nuestros perros Carlino, la variada gama los de tipo Súper Premium son los más adecuados. Con nuestro Carlino bebé podemos probar varias opciones hasta hallar la adecuada, no te desesperes que juntos vayan a descubrir cuál es la mejor.

Su temperamento:

La raza Carlina es bastante calmada y tranquila, los primeros años son bastantes juguetones pero esto va disminuyendo al pasar de los años. Son perros bastantes sociables, no suelen morder ni ladrar sin razón aparente, cuando esto sucede es porque de verdad se sienten amenazados. Suelen ser bastante amigables con personas y otros perros, incluso los más grandes, pero no está de más exponer a tu Carlino bebé en ambientes transitados desde sus primeros paseos, para que se acostumbren a sociabilizar sin problema.

Ejercicios:

Los Carlino son una raza de perros pequeños bastante compacta, los que los hace propensos a padecer problemas de obesidad, pero debido a su anatomía no deben someterse a ejercicios complejos ni intensos, es recomendable mantener una rutina de caminatas diarias desde pequeños para que tu Carlino cachorro desarrolle un buen estado físico, también debemos evitar sobre alimentarlos, su alimentación debe ser adecuada, no debemos pasarnos con los premios. Un Carlino adulto después de los 5 años querrá pasar más tiempo en el sofá que afuera pero, llevarlo a tomar una caminata corta nunca estará de más y será necesario.

Su Aseo:

El aseo para esta raza no es muy complejo ni demandante pero, no por ello debemos de descuidar a nuestra mascota. Los perros Carlino tienen un pelaje corto y de fácil cuidado, si bien no necesitan de baños recurrentes, sufren de caída de pelo constante y para evitar esto deberíamos cepillarlos unas dos veces a la semana. También debemos de cuidar sus arrugas, podemos proporcionarles un baño al mes si así lo consideran adecuado, pero es recomendable, que sus arrugas sean limpiadas con toallas húmedas y luego secarlo muy bien, una o dos veces a la semana dependiendo de la suciedad, así evitaremos la acumulación de sucio y posibles irritaciones en la piel.

Un cachorro Carlino será una muy buena compañía para tu vida diaria, todo el afecto y cuidado que le proporciones te será devuelto con creces, no ocupan mucho espacio pero llenaran tu hogar con todo el cariño que te puedan dar.